¿Las joyas actuaran como tarjetas de crédito?

A ver si alguno de vosotros me lo puede explicar, porque yo aún no se como puede funcionar esto y, de hecho yo le veo lagunas. 

Se trata de que podamos usar la propia joya que estamos comprando como parte de pago.

Este nuevo método de pago se presentó en el Mobile World Congress (MWD) de Barcelona y  el cual ha sido fruto de una colaboración entre Visa, el National Bank of Greece (NBG), y el grupo griego Folli Follie, que diseña y comercializa joyas y accesorios de moda.

Parece ser, que el sistema consiste en introducir un chip en la joya que se esta comprando, esto es lo que no entiendo, porque si la estas comprando, como puedes meter en el chip la información de tu banco etc. Lo de que acerques la joya al datáfono, no lo veo ya como una novedad, ahora ya se puede pagar acercando el telefono al lector. Y entiendo que si se pierde la joya, que parece más fácil que perder un telefono, puede ser un problema. 

Para más datos que aporta la empresa, el modo de pago utilizará la tecnología "contactless" (sin contacto), que ofrece una completa seguridad en los pagos además de facilitar las transacciones, explicaron en la presentación a la prensa el responsable de Producto y Soluciones de Visa en Europa, Mike Lemberger, y el CEO del grupo Folli Follie, George Koutsolioutsos.

De momento, está previsto que este servicio esté operativo este año para los consumidores de Grecia, de donde procede Folli Follie, y más adelante se plantea que llegue al Reino Unido, primero, y a Asia, después, donde el grupo fabricante de joyas tiene una fuerte presencia.

Esta iniciativa hará posible, en palabras de Koutsolioutsos, "usar el anillo que estás comprando para pagarlo" solo con acercarlo a una terminal de pago "contactless".

"Esto va a cambiar la manera de comprar. Buscamos reemplazar las viejas tarjetas de plástico por diseños más brillantes", aseguró el CEO del grupo de joyas y bisutería, que ha apuntado que se podrán adquirir accesorios de moda con un amplio abanico de precios, entre 30 y 400 euros. EFE

Yo dudo del éxito de este sistema, pero lo que es cierto es que no les ha faltado imaginación.